Bienvenidos a Energía en Movimiento. Un multi-espacio de música, palabras y la vida misma en si.
No hay mapa del sitio que valga. Es una página para revisar y descubrir. Enjoy ♥

jueves, 8 de enero de 2015

Naima

Le vi el vacío en los ojos. Vi a través del cristal de sus lágrimas que el iris había perdido el brillo y estaba ausente la Naima de siempre. ¿Qué decirle a alguien que se siente así? Se que ninguna palabra que salga de mi boca va a solucionarle la vida pero ella espera eso.
Yo quiero abrazarla y decirle que todo pasa pero se que por dentro va a estar pensando que soy una ingenua y que no la entiendo. Ay Naima si supieras que todos estuvieron alguna vez en tus zapatos y pudieron seguir con sus vidas.
Me describe con lujo de detalle como se le va el aire del pecho cuando repasa los hechos en su cabeza. Como se le enfrían las manos pero siente calor en el resto del cuerpo.
Parece que todo me pasa a mi cuando me lo cuenta porque Naima siempre tuvo esa capacidad de plasmar en palabras lo que nadie más puede.
Si, definitivamente le tomo las manos y yo también siento el frío.

Y ahora que ella suelta todo lo que tenía guardado yo soy la que se queda sin aire. 
En este mismo momento siento como si alguien se sentara en mi pecho mientras me mira fijo en los ojos esperando algún tipo de reacción pero es imposible moverme.
Te entiendo Nai, te juro que te entiendo y me gustaría poder ayudarte pero lo único que puedo hacer es abrazarte y dejar que pienses que soy una ingenua.

Te voy a hablar de ropa, de viajes, de cosas que no nos importan pero que nos distraen. Te voy a llevar a pasear por el parque para que las sombras de los árboles te sequen las lágrimas.
Y te voy a repetir una y mil veces que te hagas amiga del tiempo porque Naima, creeme, el tiempo se encarga minuciosamente de curar heridas y borrar memorias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada